Coronavirus

Las muertes por COVID-19 en el Reino Unido ascienden a 31,855, tras sumar 269

Estas cifras corresponden a los casos de COVID-19 confirmados por tests, pero otros datos de la Oficina nacional de estadísticas (ONS) indican que el número real de muertes atribuibles al virus podría situarse en 36,800.

El primer ministro, Boris Johnson, anunciará más tarde su plan para un desconfinamiento gradual, así como un sistema de medición del riesgo de cinco niveles y un nuevo lema de “estar alerta” en lugar de “quedarse en casa”, que ya ha sido rechazado por los Gobiernos autónomos de Escocia, Gales e Irlanda del Norte.

Los líderes de estas regiones, que tienen competencias propias para gestionar la crisis, han confirmado que mantendrán el mensaje de “quedarse en casa” para combatir la pandemia, aunque permitirán mayor flexibilidad en el ejercicio físico.

En un discurso pregrabado que se emitirá a las 18 GMT, Johnson expondrá su plan para ir levantando las restricciones impuestas el 23 de marzo, aunque no se prevén cambios drásticos a corto plazo y ha asegurado que procederá “con cautela”.

El Gobierno ha confirmado que autorizará la apertura de los centros de jardinería, con medidas de distanciamiento, y permitirá más de una salida al día para hacer ejercicio, mientras que, según la prensa, podría alentar el regreso al trabajo de aquellos que no puedan hacerlo desde casa.

Es posible que anuncie también la imposición de una cuarentena de 14 días a los viajeros que lleguen al Reino Unido de cualquier país menos Irlanda, lo que en principio no serán turistas, puesto que persisten las restricciones de viaje.

El plan de Johnson, que el lunes será presentado con más detalle en la Cámara de los Comunes, se aplicará en Inglaterra, la región más poblada del Reino Unido, con 56 millones de habitantes de un total de 66,6 millones.

Aunque hasta ahora los Gobiernos central y autonómicos han avanzado coordinados, el cambio de rumbo realizado por Londres sin consultar a Edimburgo, Cardiff y Belfast indica que empieza a haber diferencias.

El nuevo eslogan del Gobierno de “estar alerta”, difundido antes de la comparecencia del primer ministro, ha sido criticado por toda la oposición política, que le achaca “falta de claridad”, y ha suscitado el sarcasmo en las redes.

En un intento de promover su mensaje, Johnson explicó en su cuenta de Twitter que, en esta nueva fase en la que supuestamente se ha reducido el riesgo, todo el mundo debe “estar alerta y seguir las normas”.

Estas incluyen, según un anuncio adjunto, “quedarse en casa tanto como sea posible”, “trabajar desde casa si se puede”, “limitar el contacto con otras personas”, “mantener la distancia cuando se salga (2 metros cuando sea posible)” y “lavarse las manos regularmente”, además de autoaislarse si se presentan síntomas.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar