Internacionales

Mujer de 92 años mata a su hijo por proponerle vivir en un asilo

Una señora de 92 años ha sido acusada del asesinato de su propio hijo tras haber intentado ingresarla en un asilo.

Anna Mae Blessing ha sido acusada por homicidio. Afirma haber matado a Thomas Blessing, su hijo, en su casa de Fountain Hills (Arizona) después de que este le comunicara cuáles eran sus planes.

La policía llega a la escena del crimen

Los oficiales que acudieron a la casa de la señora Blessing afirman que se encontraron a Thomas con una grave herida de bala de un revolver en el maxilar. Su madre, por su parte, se encontraba sentada en la mecedora de su habitación.

La sospechosa fue conducida no sin ofrecer poca resistencia hasta la comisaría de policía. Cuando la arrestaron, sus declaraciones al Sheriff fueron claras: “él quiso llevarse mi vida, por lo que yo me llevé la suya”.

Blessing le contó a las autoridades que había matado a su hijo por haber intentado llevarla a un asilo para mayores. Tal y como ha contado la policía, la abuela discutió con su hijo y la novia del mismo sobre cómo la estaban tratando momentos antes de cometer el asesinato.

Blessing se había ido a vivir con su hijo y su compañera cuatro meses antes. Al parecer también intentó matar a la chica en el encontronazo, pero pudo arrebatarle el arma antes.

Detalles de lo sucedido

Tras disparar a su hijo en dos ocasiones, giró la pistola para eliminar a su novia, cuyo nombre se ha decidido mantener en el anonimato. Al girar la mano hacia ella, Blessing perdió el agarre del gatillo y falló. Pero tenía una segunda pistola. Al sacarla, la chica empujó a la mujer haciendo que perdiera el arma. Acto seguido avisó a la policía.

La señora escondió sus dos pistolas en los bolsillos de su vestido y llegó a disparar en varias ocasiones en el interior de su dormitorio. “Según lo que he podido entender, la señora llevaba un par de días preparando el crimen, pues se había enterado de las intenciones de su hijo de meterla en un asilo” – contó a los medios uno de los sargentos encargados del caso.

La policía, por su parte, afirma que la señora llegó a comprobar el pulso de su hijo para asegurarse de que estaba muerto. Su plan era suicidarse después, pero el encontronazo con la novia se lo impidió.

El juicio

Paul Penzone, el Sheriff de la zona, afirmó que “es siempre preocupante que una problemática doméstica se convierta en un crimen con tan trágicos resultados. Por lo general estas problemáticas se desarrollan en la intimidad de las familias, por lo que no pueden ser previstos ni evitados por nuestra parte”.

La señora Blessing ha sido acusada de asesinato en primer grado, con agravante de uso de arma letal. Con una altísima fianza, espera su juicio en los próximos meses.

Fuente: CNN

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar