Nacionales

El problema que representa la “confesión” del violador y asesino de la niña Liz María es que las autoridades deben encontrar el cadáver

El problema que representa la “confesión” del violador y asesino de la niña Liz María es que las autoridades deben encontrar el cadáver. Sin cadáver no hay autopsia, violación ni muerte. ¡Esto representa graves problemas técnicos!
¡URGE APROBAR NUEVO CÓDIGO PENAL!
¡Qué tragedia!

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar