Politica

Esta semana subirá el tono político con respuesta que dará el PLD; el Gobierno parece tenerle un cerco

 SANTO DOMINGO.- Esta semana proyecta ser de gran ruido político en el país, como consecuencia del choque frontal con la oposición, particularmente contra el Partido de la Liberación Dominicana (PLD), que desató el presidente Luis Abinader en su discurso del pasado jueves, cuando el jefe de Estado recrudeció e intensificó aún más las acusaciones de corrupción en contra de la pasada administración peledeista.

Sin duda, el tono político subirá de nivel en estos próximos días, sobre todo después de que se produzca la reacción del PLD a la grave incriminación que hizo el presidente Abinader, quien acusó al pasado gobierno de instaurar un régimen político dedicado a la corrupción y a la impunidad.

Las interminables acusaciones e imputaciones de la actual gestión parecen colocar a los exfuncionarios en una situación de acorralamiento o “cerco político”.

Este martes, a las 11:00 am, el partido morado tiene contemplado responder de “manera puntual” a todos los señalamientos del mandatario, en lo que tiene que ver a la inculpación que hizo contra la anterior gestión de gobierno.

La respuesta que dará el PLD ha sido preparada y será expuesta públicamente por el equipo técnico que acompañó al expresidente Danilo Medina, y la contestación expresará la postura de la dirección política de esa organización.

Los fieros ataques del presidente de la República comprometiendo seriamente la ética y la moral del liderazgo peledeista, encuentra a éstos sumergidos y “distraídos” en su recomposición interna, a través de la celebración del IX Congreso del PLD, el cual inició este domingo encabezado por Danilo Medina.

La réplica del Partido de la Liberación Dominicana vendría a subir la temperatura de la discusión política, tras lo cual podría generar algunos pronunciamientos subido de todo de uno y otro lado.

El gobierno, que navega con dificultad económica por la caída de los impuestos y confronta otros tropiezos administrativos, divide su comienzo al frente de la cosa pública entre sortear la crisis derivada de la pandemia y los imparables ataques al partido saliente, a quien acusa de haber dejado las arcas de la administración pública vacías.

Mientras las autoridades oficiales y el gobernante Partido Revolucionario Moderno (PRM) avanzan en su hostilidad hacia los pasados funcionarios, el PLD luce replegado a la defensiva, al menos hasta este martes, cuando se espera ese conglomerado político asuma una actitud más agresiva en respuesta al cerco político en que sin duda se encuentra.

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar