Así lo denunció el señor Robinson Fernández, propietario de la residencia, al acudir al Palacio de Justicia de Santiago. Dijo que se sorprendió por el sometimiento que le hizo el presunto delincuente, cuyo nombre no ofreció, vía su abogado al que identificó como Gerson Mateo.

Narró que despertó en la madrugada con el ruido ocasionado por el presunto malhechor, quien intentaba entrar a la casa donde vive con sus cuatro hijos y su esposa embarazada.

Fernández dijo que inmediatamente alertó a sus vecinos, quienes pudieron agarrarlo y entregarlo a la Policía. Luego procedió a someterlo a la justicia, pero la sorpresa fue que el sometido fue él.

Robinson Fernández, quien dijo estar enfermo de cáncer, le hace un llamado a la justicia dominicana para que actúen a favor de los delincuentes.