Marisol Franco amamanta a sus hijas en la cárcel de Najayo

0
96

Marisol Franco, pareja sentimental del supuesto líder de una red de narcotráfico y lavado de activos, CésarEmilio Peralta (el Abusador), amamanta a dos de sus hijas en el Centro de Corrección y Rehabilitación de Najayo Mujeres, donde guarda prisión preventiva, reveló una fuente.

A Franco se le acusa de no poder justificar bienes e inmuebles por valor de RD$23 millones y que se presumen fueron comprados con dinero proveniente de la organización delictiva.

La fuente que ofreció la información y que está ligada al proceso que se le sigue a la implicada aseguró que las dos mellizas, de 10 meses de edad, hijas de El Abusador, son llevadas todos los sábados para que sean amamantadas.

La fuente dijo que la medida de permitir esa práctica fue adoptada por razones humanitarias que les fueron expuestas a las autoridades del recinto carcelario, y que a esos encuentros también son llevados los otros dos hijos menores de edad de Franco.

Se recuerda que a mediados de septiembre, cuando Franco aún se encontraba el Palacio de Justicia de Ciudad Nueva, fue llevada hasta el despacho de la fiscal titular del Distrito Nacional, Rosalba Ramos, para amamantar a sus dos hijas.

El pasado lunes, luego de escuchar la ratificación de tres meses de prisión preventiva, fallada por en su contra por la Segunda Sala de la Cámara Penal de la Corte de Apelación del Distrito Nacional, Marisol Franco dijo que desde que fue detenida sus cuatro hijos están viviendo en lugares separados y calificó de abusiva su permanencia en la cárcel.

que buscaban que la dama fuera liberada, lo que fue rechazado por el tribunal, que consideró que existe peligro deSus abogados interpusieron un recurso de apelación con el  fuga.

El 13 de septiembre, el Juez de Atención Permanente del Distrito Nacional, José Alejandro Vargas, impuso tres meses de prisión preventiva a Franco y dijo, entre sus consideraciones, que además de la no justificación de la compra de algunos bienes, la vida de la imputada corre peligro en la calle.